LA HISTORIA DEL RELOJERO LOSADA EN HOY POR HOY LEÓN

31 de diciembre de 2014

El programa de hoy ha sido de esos que combinan a la perfección un tema de actualidad y la Historia, porque hemos hablado de José Rodríguez Losada, un relojero cabreirés del siglo XIX que alcanzó fama mundial por sus relojes, aunque el más conocido sea el que regaló a Madrid para la Puerta del Sol, ya que es el reloj por el que una gran parte de España se guía para seguir las campanadas de Fin de Año (que no "cabodeannu"). 

Para hablar de este insigne leonés entrevistamos a Roberto Moreno, un zamorano afincado en Madrid que hace dos décadas publicó el estudio más completo sobre Losada: “José Rodríguez de Losada, Vida y Obra”, libro que ya es muy difícil de encontrar. Además de su mayor conocedor es el principal coleccionista de relojes con la firma de J. R. Losada. Londres, y de hecho comenzó a interesarse por este relojero al adquirir uno firmado por él. 

José Rodríguez Losada (Iruela, Cabreira, 8 de mayo de 1797 - Londres, 6 de marzo de 1870) nació siendo José Rodríguez Conejero, pero como Iruela pertenecía a Losada, así fue conocido la mayor parte de su vida. Dice la leyenda que de mozo cuidaba las vacas de la familia, pero que perdió una y la encontró muerta. De puro miedo a la reacción de su familia huyó a Puebla de Sanabria, donde fue recogido por un arriero que le lleva a Extremadura.  No hay constancia documental de esta leyenda ni de este itinerario, y el primer documento que ha recogido Roberto Moreno es en el que aparece ya en Madrid como Oficial del Ejército Español durante el periodo del Trienio Liberal, ascendido seguramente por su actuación en la Guerra de Independencia. Se le otorgó la condecoración de Caballero de la Orden de Carlos III. 

Fue perseguido por sus ideas liberales y en 1828 se refugió primero en Francia y después en Londres (1835). Allí empezó de cero como mozo de limpieza en una relojería, y fue aprendiendo por su cuenta el oficio de relojero, alcanzando una maestría que le daría renombre internacional. Heredó el negocio de su jefe , y según otra leyenda también su mujer, porque se habría casado con su viuda. El caso es que empezó a exportar relojes a España e iberoamérica, abriendo sucursales en Europa y sobre todo en América Latina y Filipinas. Fue gran amigo de José Zorrilla, el poeta romántico,

La Armada Española le solicita diversos cronómetros marinos hasta que finalmente es propuesto por el Gobierno Español como Relojero Cronometrista de la Marina. 

Cuando regresa a España gobierna Isabel II y los liberales. Visita  Madrid y se encuentra con las reformas de ensanche de la Puerta del Sol. Es posible que se fijara en el reloj de la torreta de la edificio del Ministerio de Gobernación, del que había habido quejas por su mal funcionamiento. Durante este viaje decidió elaborar un reloj que reparara este retraso y en 1866 se lo regaló al Ayuntamiento de Madrid, aunque casi 150 años después todavía no se ha conseguido que la Villa y Corte tenga un recuerdo para el benefactor (no hay ninguna calle madrileña con su nombre).

En cuarenta años de exilio, Losada regresó tres veces a España, visitando Astorga y sus alrededores, aunque quedó decepcionado por la malísima calidad de los caminos. Rodríguez Losada falleció, el 6 de marzo de 1870, en Londres dejando una inmensa fortuna que heredaron sus hermanas y un sobrino, así como su médico y sus sirvientes.

Como curiosidad, Roberto Moreno  no considera descabellado que Losada llegara a intervenir en la última fase de la construcción del Big Ben, porque antes de su finalización falleció su constructor, que era el principal rival de Losada, y durante el resto de su vida fue considerado el mejor relojero de la ciudad de Londres, así que es lógico que hubieran pensado en él para rematar la obra. Al menos esa es la tesis que defienden algunos historiadores ingleses...

Así que cuando esta noche os comáis las uvas escuchando las campanadas del reloj de Puerta del Sol, dedicad un momento a recordar a José Rodríguez Losada, el cabreirés que lo fabricó y que tan desinteresadamente lo regaló al pueblo de Madrid. 

Podéis descargaros la entrevista en este enlace.

LOS COMETAS DE LOS AÑOS 442 Y 451 REFERIDOS POR HIDACIO Y LOS ASTRÓNOMOS CHINOS

30 de diciembre de 2014

En estos días estoy leyendo el Chronicon de Hidacio, obispo que fue de Braga, y que nos ha dejado la única crónica contemporánea de las invasiones bárbaras de Hispania por parte de suevos, vándalos y alanos.

Mientras habla de los acontecimientos del año 442, Hidacio dice:

"Cometae sidus apparere incipit mense Decembri: quod per menses aliquot visum, subsequentis in pestilentia plagae, quae fere in toto orbe diffusa est, praemisit ostentum."

Que viene a significar más o menos:

"Comienza a aparecer una estrella cometa en el mes de diciembre, que pudo verse durante meses,  seguido por una plaga de peste que se extendió por todo el mundo, como anunciaba el prodigio".

Como solía pasar en épocas pasadas, el avistamiento de un cometa era considerado un mal augurio, y en este caso se le considera un aviso de una plaga de peste.

La cosa es que me picó la curiosidad, y quise saber si había más referencias acerca de este cometa, y me encontré una registrada por los meticulosos astrónomos chinos que parece corresponderse bastante bien:

"En el reinado de Wan Te, el decimonoveno año de la época Yuen Kea [año 442 d.C.], en la novena luna, día Ping Shin [1 de noviembre], hubo una extraña estrella en Pih Tow [en la Osa Mayor]. Se convirtió en un cometa y entró en Wan Chang [estrellas Θ, Φ, υ de la Osa Mayor] , Kwan [la Corona Boreal] y Woo Chay [varias estrellas del Auriga y β de Tauro]. Barrió S. D. Peih [Tauro]. Pasó cerca de Teen Tsze [cerca de las Híades]. Cruzó Teen Yuen [Eridano]. Desapareció en el invierno". 

Aunque varía el mes de comienzo, y dado que estos fenómenos en ocasiones duran meses, la localización de este cometa por los chinos hace casi seguro que sea el mismo registrado por Hidacio, lo que también sirve para corroborar en cierto modo la validez de sus cronologías.

Esta impresión se ve confirmada por el otro cometa que figura en el Chronicon, esta vez del año 451:

"Stella cometes a decimo quarto kal. Julias apparere incipit, quae III kal. diluculo ab Oriente visa, post occasum solis ab occidua parte mox cernitur. Kalendis Augusti a parte occidentis apparet."

Que viene a significar esto en una traducción hecha sobre la marcha:

"Una estrella cometa comienza a aparecer el día decimocuarto antes de las calendas de julio [18 de junio], el cual en el amanecer del día tercero antes de las calendas [29 de junio] se ve hacia el Este, y después de la puesta del sol hacia el Oeste enseguida se le distingue. En las calendas de agosto [1 de agosto] aparece por el Oeste. "

Pues bien, también este cometa aparece registrado por los astrónomos chinos:

" En el vigesimoctavo año [451 d.C] de la misma época [Yuen Kea] , en la cuarta luna, día Yih Maou [17 de mayo], un cometa fue avistado en S. D. Maou [las Pléyades]. En la sexta luna, día Jin Tsze [13 de julio], fue visto en el medio de Tae Wei [el espacio entre Leo y Virgo] enfrente de Te Tso [β de Leo]" .

He comprobado la posición de las constelaciones y las estrellas mencionadas en el programa Stellarium, introduciendo la fecha, y he constatado que las observaciones de Hidacio y de los astrónomos chinos se complementan, ya que el cometa estuvo muy cerca del sol, por lo que sólo sería apreciable al amanecer y al atardecer. 

Los astrónomos chinos son muy fiables, ya que recogían en amplios catálogos toda una serie de fenómenos astronómicos: eclipses (desde el s. VIII a.C.), cometas (desde el s. VII a.C.), estrellas (s. IV a.C.), manchas solares (desde el I a.C.), y novas y supernovas (desde el s.XI d.C.). Y hacían esto porque para ellos la astronomía era un asunto de Estado, ya que guiándose por ella se hacían los innumerables rituales cortesanos. 

Lo que no es habitual es encontrarse unas referencias tan precisas como las del obispo de Braga en pleno siglo V, durante las invasiones bárbaras. Y lo mejor es que se pueden corroborar por los astrónomos del otro lado del mundo, así que... ¡bien por Hidacio!

Uno de los manuscritos de Mawangdui (ss.III-II a.C.) en el que figuran varios cometas.

FUENTES:
-SOLÍS, C. y SELLÉS M. Historia de la Ciencia. Espasa, 2009. Págs. 58-59.
-HYDATII EPISCOPI CHRONICON (en línea)
-WILLIAMS, John. Observations of Comets from BC 611 to AD 1640. Cambridge University Press, 2014. Pág. 32 y 33.

EL RAMO DE NAVIDAD EN RADIO LEÓN

26 de diciembre de 2014

En el programa de esta semana tan navideña hemos abordado el tema del ramo de navidad. Para ello hablamos con Loli Rodil Osorio, vocal de la asociación Instituto de Estudios Omañeses. Loli ha investigado la totalidad de los pueblos de Omaña en relación con los ramos, pero ha extendido esta tarea a otros puntos de la provincia, abarcando más de doscientos pueblos. Ella no es nada amiga de que se confunda esta tradición con el llamado ramo leonés de navidad, que en su opinión no es más que un adorno navideño que guarda muy poca relación con el tradicional:

"Todos los ramos de Navidad y patronales que conocemos, eran una ofrenda religiosa, por lo tanto se cantaban en la iglesia y nunca fueron un adorno para las casas, ni para ningún otro lugar que no fuera la parroquia y únicamente en la época navideña, pues aunque en muchos lugares el armazón se utilizaba en procesiones, no iba adornado, sólo llevaba las velas. Únicamente los patronales iban
vestidos (adornados) en las procesiones, ya que generalmente éstas se realizaban antes de cantar el ramo. Se trata de los pocos actos religiosos en que las mujeres son las auténticas protagonistas."

Además, se mantiene esta tradición en sitios muy alejados de León, e incluso mejor que aquí, por lo que tampoco es partidaria de añadirle la coletilla de "leonés".  

Podéis escuchar sus argumentos e investigaciones si os descargáis la entrevista en este enlace



FELICITANDO LA NAVIDAD EN LEONÉS (SIN CAER EN EL RIDÍCULO)

24 de diciembre de 2014

Bueno, llegaron las Navidades, y con ellas también llegan las felicitaciones de todo tipo. Entre ellas aparecen las de la gente que intenta hacerlas en leonés, siempre de forma bienintencionada, pero que en la mayoría de los casos se hace recurriendo a palabras y expresiones inexistentes en las comarcas "falantes" de León. 

Veamos cuáles son, una por una, y luego ya intentaremos deducir el por qué de su utilización. 

-"Bon Nadal"
Curiosamente coincide con la misma felicitación en catalán. No intentéis encontrar a un falante patrimonial usando esta expresión, porque buscaréis en vano. Bon, bonos, bona/s se da en el leonés más occidental delante de un sustantivo: por ejemplo, "bon home", "bon viaxe", aunque su uso es muy minoritario. Como curiosidad nunca se usa después del sustantivo, porque en ese caso es  buenu/os, buena/s: "home buenu", "viaxe buenu". Es decir, en principio podría (en teoría) usarse delante de "Nadal", aunque como digo tiene un uso muy escaso, ya que lo general en leonés es "buen, -u, -a".

El problema es que "Nadal" es una palabra totalmente desconocida en León y en Zamora desde hace siglos. Y en realidad, hasta en Asturias, donde sólo se ha conservado fosilizada en algunos refranes. En la Tierra de Miranda puede encontrarse algo parecido ("Natal") por influencia del portugués, aunque la forma más autóctona parece ser "Natevidade" e incluso "Notevidade". 

La forma tradicional en León para felicitar las navidades es, sencillamente, Feliz Ñavidá o Felices Ñavidades (y no "Ñavidaes", que es una solución del asturiano central). En teoría podría darse "Bona Ñavidá", o "Bonas Ñavidades", pero... nunca se ha usado como expresión tradicional.

¿Cuál es, entonces, la razón del uso de "Bon Nadal"? Pues sencillamente la búsqueda de la hiper-diferenciación respecto al castellano. Al parecer fue una expresión acuñada por el bablismo asturianista allá por los años ochenta, y que curiosamente ha cuajado entre los leonesistas que defienden que el asturiano y el leonés son lenguas diferentes. Es muy llamativo que sea precisamente esta gente la que más vocabulario asturiano usa...

Este uso ha llevado a la aparición de derivados como "Ramu de Nadal" y cosas semejantes, que en lugar de dignificar al leonés lo que hacen es crear una neolengua con fines más políticos que lingüísticos. "Ramu de Ñavidá" suena más parecido al castellano, es cierto, pero sí es de uso tradicional, a diferencia del "Ramu de Nadal", que parece que hace referencia al famoso tenista mallorquín.

-"Prestosas candangas"
Bueno, no hay nada más que decir que "candanga" no es un sinónimo de "fiesta", sino de "juerga, jaleo" (que también se dice "folixa" en Asturias). Desear unas prestosas juergas no parece muy acorde con el espíritu navideño...

-"Feliz cabudeannu"
Esta es la expresión más siniestra de todas: el "cabo de año" o "cabodañu" no es otra cosa que el aniversario del fallecimiento de una persona. Su uso como sinónimo de final de año es totalmente inventado y no tradicional, y aún añadiría que de muy mal gusto. Y eso por no entrar en lo de usar "nn" por "ñ", que merecería capítulo aparte. El uso correcto sería "Feliz Añu Nuevu" (del latín "felix, felicis", "annus, anni" y "novus, nova, novum"), o, sencillamente, "Feliz Añu", que es la forma más tradicional y extendida.

Entonces ¿qué interés hay en usar estas expresiones? Ya lo adelanté en lo de "Bon Nadal": sencillamente diferenciarse lo más posible del castellano, olvidando que tanto esa lengua como el leonés proceden del latín y por lo tanto comparten una grandísima cantidad de léxico. Consiste en olvidarse del leonés que de verdad se habla en los pueblos en beneficio de otro leonés inventado con fines políticos y/o identitarios. Y eso es lo que ocurre cuando sólo se tiene interés por una lengua para usarla como una bandera más...

Ramu de Ñavidá (Wikipedia)
Ramu de Nadal.

LOS REPRESENTANTES DEL REINO DE LEÓN EN EL FUNERAL DE CARLOS V

22 de diciembre de 2014

A lo largo de la existencia de este blog varias veces ha ido apareciendo por aquí una imagen del entierro de Carlos V (V de Alemania, I de España) en la que se ve a los representantes de los reinos de Aragón, León y Castilla. Hoy quería identificar a los personajes que portan las insignias leonesas, más por curiosidad que por otra cosa, porque con una excepción no es que guarden una especial relación con nuestro reino. 

Carlos V falleció de paludismo en su retiro en Yuste (Cáceres) el 21 de septiembre de 1558, apenas dos años después de su abdicación. Tres meses después, el 29 de diciembre, su hijo Felipe II organizó en Bruselas el funeral de Estado en su honor,que consistió en una solemne procesión desde el Palacio Real hasta la catedral. Los hermanos Jean y Lucas Doectum ilustraron esa procesión con una serie de grabados consistentes en treinta y tres planchas de bronce pintadas a mano, siguiendo los diseños de Hieronymus Cock.

Fuente: Wikipedia. Pulsa para ampliar.
En total son tres los leones completos que se ven en la imagen: dos rampantes (uno en el estandarte y otro en las ancas traseras del caballo) y uno pasante (en el cuello del caballo). Además se atisba otro rampante en la pata delantera.

Si hacemos zoom vemos que de izquierda a derecha (respecto a nosotros) figuran "Don Pedro de baçan", sujetando el caballo por su derecha, "Phillipe de Courteville", sujetando el flanco izquierdo, y "Don Francisco mendoça" portando el estandarte o bandera real del Reino de León. ¿Quiénes eran estos caballeros?

Don Pedro de Bazán es el único de los tres vinculado directamente al reino de León. Su linaje, aunque de origen navarro, llevaba establecido en nuestras tierras desde el siglo XIII. Tenía toda una colección de títulos nobiliarios: Señor de de la casa y Valle de Baztán, Vizconde de Valduerna y Señor de San Pedro de Latarce, La Bañeza, tierra de Villamayor y Castro-Boñal, y comendador de Villarubia. De todas formas, es un personaje más bien poco conocido, y que fue eclipsado por el fulgor de otros miembros de su linaje. Al parecer participó como capitán en la famosa Batalla de San Quintín (1557), y junto a su hermano aportó 700 hombres. También participó en la Batalla de Gravelinas (1558).

Phillipe de Courteville, como su propio nombre francés ya nos indica, es el menos relacionado con el reino de León de los tres personajes.  Fue caballero, señor de La Buissière, coronel de un regimiento valón, caballero de la Orden de Calatrava, gentilhombre de la Cámara de Felipe II, y llegó a ser Secretario de Estado en 1559. En algunos sitios se indica que fue diputado del Reino de Aragón en los funerales de Carlos V, pero o bien es un error, o bien se equivocaron Jean y Lucas Doectum o Hieronymus Cock. Aunque estuvo casado con Marguerite de Noyelle, no tuvo descendencia. (Fuente)

"Francisco mendoça", el portaestandarte del reino de León, no es otro que Francisco de Mendoza y Bobadilla (o Bovadilla), que nació en Cuenca en 1508, y fue un noble tan importante que cuenta con su propia entrada en la Wikipedia. Fue eclesiástico y en 1533 fue nombrado obispo de Coria. En 1550 pasó a serlo de la diócesis de Burgos, y en 1566 fue nombrado arzobispo de Valencia, pero murió antes de tomar posesión del cargo. Fue un destacado humanista y llegó a tener sus roces con la Inquisición, pero nunca fue condenado. Participó en muchas misiones cortesanas al servicio de Carlos V (formó parte del cortejo fúnebre que llevó los restos de la emperatriz Isabel de Portugal hasta su entierro en Granada).y de Felipe II (viajó a Francia para recoger a la princesa Isabel de Valois, la prometida del rey). Como vemos a todo esto podemos añadir su actuación como diputado por León en el funeral de Carlos V. 

EL PROCESO AUTONÓMICO LEONÉS, LA IDENTIDAD LEONESA Y LA PERSONALIDAD LEONESA EN HOY POR HOY LEÓN

17 de diciembre de 2014

En el programa de hoy hemos entrevistado a David Díaz Llamas, doctor en Sociología por la Universidad de Deusto, donde precisamente realizó su tesis doctoral de más de 1.200 páginas sobre la identidad leonesa. Ha publicado cientos de artículos tomando partido desde la reflexión y el compromiso con su tierra. En el año 2012 publicó el libro ¡irresponsables! prologado por Carlos Espinosa de los Monteros que ha querido ser una aportación de cara a la regeneración social de España. Durante más de 31 años ha desarrollado su labor profesional en el campo de la investigación sociológica y estudios de mercado.

El ibro del que hemos hablado hoy son en realidad "tres en uno"

-El proceso autonómico leonés: Este libro ha buscado el dejar un testimonio a las generaciones futuras de lo que fue el desarrollo de ese proceso. Recoge lo que fue el posicionamiento de los diferentes partidos en las distintas épocas. Abundan las citas para poder recodar a quién lo desee que “usted dijo esto en ese día y en ese medio”. Es también un testimonio de denuncia de que aunque los partidos afirmaron reiteradamente que iban a respetar la voluntad popular a través de un referéndum, luego actuaron en abierta oposición a los deseos de la ciudadanía. 

-La identidad leonesa: Publicado por la Diputación y agotados los 2000 ejemplares que se editaron, hemos querido reeditar lo que es una parte de su tesis doctoral en la Universidad de Deusto. Es una investigación que aúna historia y sociología. Responde a lo que eran sus propias preguntas. Hemos sido Reino de León ¿y luego qué? ¿Desaparece esa identidad regional leonesa después de 1230 o se mantiene en el tiempo a largo de los siglos? ¿En qué forma? ¿Qué aporta la identidad leonesa al modelo social y político de España? ¿Cuáles son las razones de Estado que Martin Villa esgrimió para crear Castilla y León? 

-La personalidad leonesa: Este libro que llega por vez primera al lector tiene una vertiente más humana y personal. Recoge lo que son sus impresiones sobre ¿Cómo somos los leoneses? ¿Qué rasgos caracterizan nuestra personalidad a lo largo de la historia? Es una indagación sobre nosotros mismos desde la perspectiva de un sociólogo.

(Información extraída de la contraportada del libro)

Podéis descargaros la entrevista en .mp3 en este enlace.


"LOIS: LA CÁTEDRA DE LA MONTAÑA" EN RADIO LEÓN

10 de diciembre de 2014

En el programa de hoy hemos hablado de un libro que trata sobre uno de los pueblos con una de las historias más interesantes de León. Se titula "Lois; la cátedra de la montaña", y entrevistamos a su autora, Marta Prieto Sarro, Licenciada en Filología Clásica y que en la actualidad es la directora del IES Ordoño II. Ha ganado varios premios literarios, como el Premio César Morán (1989) y el Premio de Poesía “Voces de mujer” del Ayto. de Astorga (2009).  Es autora de numerosas guías de viaje, muchas relacionadas con la montaña leonesa y los picos de Europa. 

Marta ya abordó el tema de Lois en su obra “La Cátedra de Latín de Lois”, que ganó el premio de investigación Carolina Rodríguez (2000). Realiza guiones para documentales, hace materiales didácticos... En fin, una autora multidisciplinar con la que tengo el gusto de compartir coautoría en "Leyendas de León contadas por..." (que acaba de ser premiado como "Libro Leonés del Año 2013") y el recientemente aparecido "Cuentos de León narrados por..."

El libro “Lois. La Cátedra de la Montaña” ha sido publicado por la editorial Rimpego, y está patrocinado por la Asociación Cultural y Deportiva “La Cátedra de Lois”. Son 216 páginas a todo color, con bellísimas fotografías sobre todo de Joaquín Alegre, pero también de José Antonio Díez Ordás y Javier Álvarez. Una edición de lujo, como podréis comprobar si lo hojeáis.

En la entrevista Marta nos resumió un poco la historia de la escuela y de la Cátedra de Lois, así como algunas anécdotas del libro. Podéis descargarla y escucharla en este enlace.




BREVE HISTORIA DE LAS RELIQUIAS LEONESAS Y SUS RELICARIOS EN RADIO LEÓN

3 de diciembre de 2014

La semana pasada entrevistamos a Peridis con motivo de la publicación de su nueva y primera novela, "Esperando al Rey", aunque por un percance no lo tuvimos en antena hasta cinco minutos antes de la finalización del programa. Por falta de tiempo no escribí la recensión acostumbrada, y ya no está disponible la entrevista en formato mp3, por lo que os pido disculpas.

En el programa de hoy también tratamos de un nuevo libro, con un tema muy cercano y que también está de actualidad: las reliquias leonesas. Se titula "Breve historia de las reliquias leonesas y sus relicarios", y su autor es el profesor e historiador Carlos Javier Taranilla de la Varga, que ya pasó por la sección el pasado mes de mayo para contarnos la aparición de su libro sobre el Passo Honroso

En la entrevista hicimos un rápido repaso del personaje más relacionado con la descripción de estas reliquias, Ambrosio de Morales, quien en el siglo XVI hizo un viaje por el reino de León y por Asturias y Galicia para realizar un catálogo de reliquias y relicarios con la intención de trasladarlas al Escorial. 

También hablamos de la reliquia estrella de León en estos últimos tiempos, el cáliz de Doña Urraca, al que se está tratando de identificar con el Santo Cáliz de la Última Cena (el mal llamado "Grial", vaya). Carlos Javier se mostró un tanto escéptico con el tema, y nos reveló que le dedicó varias páginas del libro. 

Se trata de un libro muy accesible, ya que sólo tiene 150 páginas, y el lenguaje utilizado es eminentemente divulgativo. Se divide en dos partes: las reliquias de la ciudad de León, y las de la provincia. 

Podéis descargaros la entrevista en mp3 en este enlace.




Related Posts with Thumbnails