LOS LEONESES QUE FINANCIARON A FRANCO EN HOY POR HOY LEÓN

28 de octubre de 2015

En el programa de hoy hemos hablado de un tema que prácticamente desconocía: el de los leoneses que, de buen grado o a la fuerza, financiaron al bando sublevado durante la Guerra Civil. Lo hemos hecho de la mano de Javier Fernández-Llamazares y su libro "Los leoneses que financiaron a Franco. Julio de 1936 - marzo de 1937". Javier ya se había estrenado como investigador con su obra "Crónicas de la burguesía leonesa", donde ya mostraba su pasión por la microhistoria. En lo relativo a la financiación del bando franquista muchas obras generalistas se limitan a decir que corrió a cargo de potencias extranjeras (Alemania e Italia), pero olvidando que el grueso del dinero procedía de familias de todo tipo. 

Entre otras cosas hablamos del papel jugado por distintos personajes, como Victoriano Crémer y Enrique González Luaces, que fue alcalde y presidente de la Diputación durante los inicios de la Guerra Civil, y de quien ya hablamos en otro programa.

Podéis descargaros la entrevista en este enlace


Aquí os dejo unos fragmentos de otra que le hicieron en el Diario de León

“Los leoneses que financiaron a Franco” es el nuevo fruto del exhaustivo empeño de Javier Fernández-Llamazares por abrir caminos no transitados por los investigadores de nuestra Guerra Civil, a menudo satisfechos con trabajos de poco porte, ayunos de rigor y tendenciosos. 
La obra constará de tres volúmenes; éste es en un principio el esquema de edición que se ha marcado nuestro autor, a sabiendas de la ingente tarea realizada por él sobre los aspectos “perdidos” que está sacando a la luz. 
Esclarecimiento de cómo y por quién se financió, a la fuerza, el Alzamiento. El escritor, autor de “Crónicas de la burguesía leonesa”, ha tenido acceso a archivos y documentos que han permanecido cerrados a cal y canto durante ocho décadas, como los de Hacienda.
Javier Fernández-Llamazares es el propietario del archivo privado de la Banca Fernández-Llamazares —que lleva catalogando desde hace 25 años—, y relata con nombres y apellidos las cantidades que aportaron obligatoriamente cientos de comerciantes y empresarios a los militares golpistas
Franco obligó a todos los leoneses con dinero y propiedades «a pasar por caja». Así financió y ganó la guerra. Javier sostiene que la guerra, en realidad, comienza en octubre del 34, cuando los militares ‘fichan’ a la mayoría de la población y saben, por sus informadores de la banca y de Hacienda, el dinero y las propiedades de todos y cada uno de los ciudadanos. A través de la documentación recabada sobre cientos de leoneses, el escritor reconstruye «el engranaje económico-represivo utilizado por el poder militar».
Las multas escandalosas que imponen a todo el que tenga una cuenta corriente o propiedades son cruciales en los ocho primeros meses de la contienda, porque «después la población ya no tiene oro ni dinero». Un sistema de recaudación que, en realidad, es «un impuesto revolucionario».

Fernández-Llamazares calcula que en los inicios del alzamiento el bando de Franco ingresó en León más de 15 millones de pesetas. «Sólo con doce multas a los principales empresarios recaudaron más que en las incautaciones de bienes». A Eduardo Pallarés, por ejemplo, le imponen una primera multa de 10.000 pesetas, luego le incautan bienes; y, finalmente, le aplican otra sanción de 70.000 pesetas. «Una fortuna para la época», teniendo en cuenta que el ramal de ferrocarril que construye la Legión Cóndor entre León y la base aérea de la Virgen del Camino costó la misma cantidad. 
«Era un chantaje. Todas las familias pagaron y callaron». El investigador evita hacer valoraciones, aunque reconoce que las familias con las que ha hablado —y que le han proporcionado las fotografías del libro— ignoraban estos datos y comprueban ahora que «lo que les habían contado no era cierto». «Muchos archivos no los habían dejado ver hasta ahora, porque los estaban catalogando o porque su consulta estaba en el límite legal. Y también hay archivos que ni los propios funcionarios saben lo que tienen», explica. Fernández-Llamazares ha tardado tres años en ordenar y ‘cruzar’ la información captada en lugares como el Archivo Municipal o el Militar de El Ferrol, además de correspondencia privada.  
Si la mayoría de los historiadores consideran que Franco sufragó la guerra con las incautaciones de bienes y la financiación exterior, el investigador leonés sostiene que la recaudación por estas vías fue mínima —menos de dos millones de pesetas—, frente a los ingresos escandalosos que obtuvieron con la extorsión. Además de imponer sanciones, los militares tienen otras fórmulas para ‘saquear’ a la población, como las suscripciones para causas tan diversas como ‘Homenaje al general Arana’, ‘Pan y leche para Madrid’ o ‘Pro Avión para León’, que recaudó 400.000 pesetas. 
El escritor está convencido de que lo mismo que las ejecuciones se producen masivamente entre 1936 y 1937, también el sistema de multas concluye en marzo de ese año, cuando Franco prohíbe esta financiación irregular. 

HOMENAJEA JESÚS LIZ GUIRAL Y PRESENTACIÓN DE ARQUEOLEÓN II EN HOY POR HOY LEÓN

22 de octubre de 2015

El programa de ayer estuvo dedicado a recordar la figura de Jesús Liz Guiral, catedrático de Arqueología en la Universidad de Salamanca, y codirector de las excavaciones del yacimiento astur-romano de Lancia al que tuve la suerte de conocer el verano que Tere y yo pasamos excavando allí. Ayer se le realizó un homenaje con motivo de la presentación del volumen de estudios arqueológicos Arqueoleón II. Aragonés, Liz Guiral había estudiado la licenciatura y el doctorado en la Universidad de Zaragoza para a continuación impartir clases en las universidades de Córdoba, León (aquí fue profesor titular de Arqueología, Epigrafía y Numismática entre 1988 y 1992) y Salamanca. Fue colaborador, codirector y director de numerosas excavaciones arqueológicas, y no solo en España, también en Jordania, Cerdeña y hasta en el círculo antártico.

Jesús Liz Guiral.

Se dedicó sobre todo a la arqueología clásica, centrándose en la ingeniería y arquitectura romanas, y  participó durante quince años en las excavaciones de Lancia. En el programa tuvimos con nosotros a Jesús Celis Sánchez, también codirector de esas excavaciones, amigo y compañero de Jesús Liz, quien nos contó algunos detalles de su carrera: llegó a León en 1988, fue nombrado catedrático en la Universidad de Salamanca en1992, y en 1996 empezó a encargarse del yacimiento de Lancia. Siempre defendió la importancia de este último, y más en 2010, cuando las obras de construcción de la autovía León-Valladolid se toparon con restos del más diverso tipo; inmuebles nobles, talleres, una gran necrópolis con más de 200 tumbas y vestigios del único edificio de postas de época augusta conocido en toda la península. Jesús Liz solía recordar que, de los tres trazados posibles, Fomento había elegido el que más afectaba al yacimiento, el que discurre por el centro de la ciudad. 

Era muy crítico cuando las circunstancias así lo requerían. Por ejemplo, en el Diario de León reflejaban que escribió lo siguiente en las redes sociales: "Si nuestros gobernantes no entienden ni eso [hablaba de la birregionalidad de Castilla y León], ¿cómo vamos a pedirles, a semejantes ignorantes de la Historia, que no tapen con cemento reciclado Ad Legionem, o no abandonen Marialba, o que no pasen olímpicamente de Lancia o del monasterio de Sandoval?". 

Por otro lado, en su homenaje se presentó ayer el segundo volumen de Arqueoleón, que será imprescindible para los que quieran ponerse al día con la arqueología en nuestra provincia. Entre el otoño de 1993 y la primavera de 1994 se celebró Arqueoleón, un ciclo de conferencias sobre historia de León a través de la arqueología. Fue un gran éxito y las actas se publicaron. El Museo de León organizó entre 2013 y 2014, 20 años después, un nuevo ciclo de conferencias sobre Arqueología en la provincia de León, ARQUEOLEÓN II, con estas intervenciones, que están recogidas en el volumen que se presentaba ayer:

-Ana Neira Campos y Federico Bernaldo de Quiros Guidotti. La prehistoria en León, veinte años después.
-Julio Vidal Encinas y Carles Lalueza-Fox. Los hombres mesolíticos de La Braña – Arintero: aportaciones del estudio del genoma en el contexto de la transición Mesolítico – Neolítico.
-Jesús Celis Sánchez y Fernando Muñoz Villarejo. Veinte años de investigación de la Edad del Hierro en las tierras de León.
-Carlos Fernández Rodríguez. Los estudios zooarqueológicos: aportaciones al conocimiento de nuestro pasado.
-Victorino García Marcos y Ángel Morillo Cerdán. León, campamento romano.
-Mª Ángeles Sevillano Fuertes Astorga, de la excavación del yacimiento a la musealización del patrimonio.
-Jesús Liz Guiral y Jesús Celis Sánchez. Reseña de la investigación arqueológica en la ciudad asturromana de Lancia_ 1996-2013.
-Avelino Gutiérrez González. La temprana Edad Media en tierras de León.
-Fernando Miguel Hernández. Evolución urbana del León medieval (siglos VIII-XV).
-José Luis Avello Álvarez y Jorge Sánchez-Lafuente Pérez. Castrum Iudeorum, Puente Castro.
-Emilio Campomanes Alvaredo. Arqueología de la Edad Moderna en León (siglos XVI-XVIII).
-José Antonio Balboa de Paz. El Patrimonio Industrial: del desconocimiento (de entonces) al desinterés (de hoy).
-Victor Vejega García y Eduardo González Gömez de Agüero. Sobrevivir en la trinchera: arqueología del conflicto en el frente de San Isidro (Puebla de Lillo, León).
-Luis Grau Lobo. El refrendo museístico y público de la arqueología. 

Os podéis descargar el programa en este enlace.

BELLIDO DOLFOS, HÉROE, EN HOY POR HOY LEÓN

14 de octubre de 2015

Hace unos días se cumplió el 943 aniversario del magnicidio de Sancho II a manos de Bellido Dolfos, un personaje vilipendiado y maltratado por la historia, y que siempre ha sido presentado como el arquetipo de traidor. Ya he hablado largo y tendido sobre este tema en este blog: véase, por ejemplo, este artículo resumiendo mis argumentaciones, o éste otro que inició una serie de posts. Así que no insistiré más en el asunto, aunque os recomiendo que escuchéis el programa para saber las novedades que he ido averiguando sobre Bellido Dolfos como personaje histórico, y sobre su hijo, tirando del hilo que ofrece Margarita Torres Sevilla en la entrada que le dedica en el tomo XVI del Diccionario Biográfico Español de la Real Academia de la Historia.

LA CRÓNICA DEL EMPERADOR ALFONSO EN HOY POR HOY LEÓN

7 de octubre de 2015

El programa de hoy ha sido todo un gustazo para mí, porque hemos hablado de mi crónica medieval favorita: la Crónica del Emperador Alfonso, dedicada a Alfonso VII y realizada por un autor anónimo (como casi todas las crónicas medievales) cuando este rey todavía vivía. Además tuvimos el privilegio de hablar sobre ella con D. Maurilio Pérez, catedrático de Latín en la Universidad de León, aprovechando que la semana que viene presenta una reedición corregida y ampliada de este libro. 

Es una obra muy fácil de leer, similar en este sentido a la Historia Compostelana. A diferencia de todas las demás crónicas, ésta está centrada en la figura de un único rey. Nos aporta el punto de vista de alguien cercano al monarca, y narra con especial viveza episodios como su coronación imperial, algunas batallas, etc. Junto al Poema de Almería, que también es autoría de la misma persona, constituye un testimonio de primera mano, totalmente imprescindible para conocer este reinado. Por ejemplo destierra la fea costumbre de llamarle "castellano" o "rey de Castilla", ya que en más de cuarenta ocasiones recibe la denominación “Rey de León”, siendo residuales las referencias a otros títulos como “Emperador de León y Toledo” (dos veces), o “Rey de los Hispanos” (una). Sin embargo, en ningún momento es llamado “Rey de Castilla” ni mucho menos “Rey de Castilla y León”. 

Os podéis descargar la entrevista en este enlace


HOY POR HOY LEÓN ESPECIAL SAN FROILÁN 2015

6 de octubre de 2015

La semana pasada Chechu Gómez, director del espacio "Hoy por Hoy León" de Radio León Cadena SER, me invitó a participar en el programa que se iba a retransmitir en directo desde La Virgen del Camino el día de San Froilán. Acepté encantado, aunque esa mañana tenía que acercarme a Bragança y no sabía si iba a llegar a tiempo. Al final todo salió bien, y allí estuvimos ayer, haciendo frente al aire que se levantó, pero disfrutando a tope de una fiesta que representa la esencia de la personalidad leonesa. Hablamos de la figura de San Froilán, de los pendones, de los carros engalanados, y también del poemario de Fran Allegre "Deixando'l cuerpu", escrito en su inmensa mayoría en lengua asturleonesa. Fue algo más de hora y media que compartimos con Luis Bandera, presidente de la asociación Pendones del Reino de León, con Teresa García, concejala de Cultura, Tradiciones y Mujer del ayuntamiento de Valverde, David Fernández, alcalde del mismo, Roberto Álvarez Martínez y el ya mencionado Fran Allegre. Estos dos últimos son amigos personales: Roberto posiblemente sea la persona más veterana en acudir a los carros engalanados tanto en León como en La Virgen, y nos contó muchas anécdotas sobre ellos.

Podéis descargar y escuchar el programa entero en estos dos enlaces: Primera parte. Segunda parte

(De izda. a dcha.) Un servidor, Fran Allegre leyendo un poema, y Chechu Gómez.
Foto gentileza de Maria José González Pérez .

ALPHONSE DAUDET, FRÉDÉRIC MISTRAL, EL PROVENZAL Y EL LEONÉS

4 de octubre de 2015

Alphonse Daudet
Estos últimos días estoy leyendo las obras de Alphonse Daudet, ya que desde hace lustros tenía pendiente una deuda con su "Tartarín de Tarascón" y "Tartarín el los Alpes". Ambas obras me gustaron tanto que he continuado con "Cartas desde mi molino" (1866). En una de las epístolas de este libro Daudet cuenta la especial amistad que le unía a Frédéric Mistral, otro escritor francés pero que escribía en provenzal u occitano, la lengua que estaba generalizada en toda la mitad sur de Francia hasta que los centralistas gobiernos del siglo XIX impusieron el francés estándar. El occitano, que era la lengua en que los trovadores provenzales cantaron a los reyes de León, estuvo a punto de desaparecer, y de hecho su salud  es hoy bastante mala, pero a finales del siglo XIX y principios del XX tuvo un momento esplendoroso con las obras de Mistral, que llegó a obtener el Nobel de Literatura en 1904 (compartido con el español José Echegaray). Daudet reconoció en esa carta la genialidad de Mistral, e hizo unas observaciones sobre el occitano que creo que son muy válidas para lo que ha ocurrido (y ocurre) con el asturleonés: 

Mientras que Mistral me recitaba sus versos en aquella hermosa lengua provenzal, latina en más de sus tres cuartas partes, hablada antaño por las reinas y que hoy sólo comprenden los frailes, admiraba yo en mi interior a ese hombre. Y recapacitando el estado de ruina en que halló su lengua materna y lo que con ella ha hecho, me figuraba uno de esos vetustos palacios de los príncipes de Baux que se ven en los Alpilles: sin techo, sin balaustradas en las escalinatas, sin vidrios en las ventanas, roto el trébol de las ojivas, corroído por el moho el escudo de las puertas; gallinas picoteando en el patio de honor, cerdos revolcándose bajo las esbeltas columnillas de las galerías, el asno paciendo dentro de la capilla, donde crece la hierba, las palomas acudiendo a beber en las grandes pilas de agua bendita, colmadas de agua de lluvia, y por último, entre esos escombros dos o tres familias de labriegos que han construido chozas a los lados del viejo palacio.

Y luego llega un día en que el hijo de uno de esos campesinos préndase de esas grandes ruinas y se indigna al verlas así profanadas; a toda prisa expulsa el ganado fuera del patio de honor, y viniendo en su ayuda las hadas, por sí solo reconstruye la monumental escalera, vuelve a poner tableros en las paredes y vidrieras en los ventanajes, reedifica las torres, vuelve a dorar la sala del trono y pone en pie el vasto palacio de otros tiempos, donde se hospedaron papas y emperatrices.

Ese palacio restaurado es la lengua provenzal.

Ese hijo de labriego es Mistral.

Mistral

Ojalá algún día en Asturias, León, Zamora o Miranda apareciera alguien con el talento de Mistral  para dignificar la lengua asturleonesa. Mientras tanto, a falta de un genio individual, contamos con la estupenda labor colectiva de asociaciones como Faceira, Furmientu, El Teixu, y las de la Tierra de Miranda. 

Related Posts with Thumbnails